miércoles, 13 de abril de 2011

Fotografiando el pito real, Picus viridis

Igual que me planteé ir a la búsqueda del chotacabras, esta vez lo he hecho con el pito real Picus viridis. Se oyen muchos en el Coto de los Cuadros (Murcia), así que era cuestión de observar los lugares que frecuentaban y desplazarse con el equipo a la zona. Siempre he ido andando o en bici al lugar elegido para fotografiarlos, intenté acceder en la moto para no ir cargado con la cámara, red de camuflaje y trípode (que hacen unos 5 kilos sin contar la pesada mochila de piel). Nada, todos los caminos por los que tenía planeado acceder estaban con cadenas de granjas particulares, los otros son aptos para bicis o motos todoterreno. Sufrí el paso de cientos de abejas que se desplazaban como locas con el aire y tuve que dejar la moto y cargar con todo hasta el lugar. Así que tuve que andar los siete kilómetros con un desnivel de 180 m y cargado. Nada más llegar e instalarme apareció un pito hembra, pero me estorbaba una rama de palmera que se movía con el aire y me tapaba la cola.



Me desplacé un poco y ya pude hacer las fotos, primero a la hembra, que tiene los bigotes negros e introducía medio cuerpo en el agujero. Se fue y luego vino el macho, que lleva una mancha roja central en los bigotes.



Finalmente los dos.


Todo esto ahuyentados por un par de ciclistas solitarios de los que se mueven por el Coto Los Cuadros que ni se percataron de mi presencia y eso que uno de ellos paró justo a mi lado a hidratarse y descansar un rato (seguro que si le digo algo se da un pasmo). Una hora y media fue suficiente para fotografiar los pitos. Supongo que estarían alimentando a la nidada, pero no se oía nada desde el agujero en la palmera. Muy cerca dos mochuelos maullaban, también muy cerca cinco pitos reales en unas pitas y un cuco. También pasaban muchos carboneros cantando chin-chin-pum chin-chin-pum alegremente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario